Tumor vesícal (Cáncer de vejiga)

El cáncer de vejiga es una enfermedad en la cual se forman células cancerosas (malignas) en los tejidos de la vejiga. El tabaquismo puede afectar el riesgo de cáncer de vejiga. Los sígnos y los síntomas del cáncer de vejiga son sangre en la orina y dolor al orinar.
Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de vejiga, se utilizan pruebas que examinan la orina y la vegija. Ciertos factores afectan al pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

Tipos de tumor vesical

Hay tres tipos de cáncer de vejiga que comienzan en las células que la revisten. A estos cánceres se les da el nombre, según el tipo de células que se vuelvan malignas (cancerosas):

  • Carcinoma de células de transición: cáncer que comienza en células de la capa de tejido más interna de la vejiga. Estas células se pueden estiar cuando la vejiga está llena y encogerse cuando se vacía. La mayor parte de los cánceres de vejiga comienzan en las células de transición. El carcinoma de células de transicición puede ser de grado bajo o de grado alto:

El carcinoma de células de transición de grado bajo recidiva (vuelve), con frecuencia, luego del tratamiento, pero pocas veces se disemina a la capa muscular de la vejiga o a otras partes del cuerpo.

El carcinoma de células de transición de grado alto, con frecuencia, recidiva (vuelve) luego del tratamiento y con frecuencia a la capa muscular de la vejiga, hacia otras partes del cuerpo y a los ganglios linfáticos. Casi todas las muertes por cáncer de vejiga se deben a enfermedad de alto grado.

  • Carcinoma de células escamosas: cáncer que comienza en las células escamosas, que son células delgadas, planas que se pueden formar en la vejiga después de una infección o irritación prolongadas.
  • Adenocarcinoma: cáncer que comienza en las células glandulares (de secreción) que están en el revestimiento de la vejiga. Este es un tipo poco común de cáncer de vejiga.

El cáncer que está en el revestimiento de la vejiga se llama cáncer de vejiga superficial. El cáncer que se disemina a través del revestimiento de la vejiga y que invade la pared muscular de la vejiga o que se disemina a órganos cercanos y ganglios linfáticos se llama cáncer de vejiga invasivo.

Etiología de factores de riesgo

Los factores de riesgo del cáncer de vejiga son:

  • Consumir tabaco, en especial, cigarrillos.
  • Tener antecedentes familiares de cáncer de vejiga.
  • Estar expuesto a pinturas, tintes, metales o derivados del petróleo en el sitio de trabajo.
  • Haber recibido tratamiento con radioterapia dirigida a la pelvis con ciertos medicamentos contra el cáncer, como la ciclofosfamida o ifosfamida.
  • Consumir Aristolochia fangchi, una hierba china.
  • Tomar agua de pozo con concentraciones altas de arsénico.
  • Tomar agua tratada con cloro.
  • Tener antecedentes de infecciones de vejiga, como las producidas por Schistosoma haematobium.
  • Usar catéteres urinarios por un período prolongado.

Diagnóstico

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud.
  • Análisis de orina: procedimiento para verificar el color de la orina y sus contenidos, como azúcar, proteínas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.
  • Cistoscópia: procedimiento que se utiliza para observar el interior de la vejiga y la uretra y determinar si hay areas anormales. Se introduce un cistoscópio a través de la uretra hacia la vejiga. Un cistoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. También puede tener un instrumento que sirve para tomar muestras de tejido que se examinan bajo un microscopio en busca de signos de cáncer.

Estadios

Tratamiento

Existen 4 tipos de tratamiento estandar.

Cirugía
Es possible realizar uno de los siguientes tipos de cirugía:

  • Resección transuretral (RTU): cirugía para la que se introduce un cistoscopio (un tubo delgado con luz) en la vejiga a través de la uretra. Se utiliza un instrumento con un pequeño bucle de alambre en uno de los extremos para extirpar el cáncer o quemar el tumor con electricidad de alta energía.
  • Cistectomía radical: cirugía para extipar la vejiga y cualquiera de los ganglios linfáticos y órganos cercanos que tienen cáncer. Esta operación se puede realizar cuando el cancer de vejiga invade la pared muscular, o cuando un cáncer superficial afecta un aparte grande de la vejiga. En los hombres, los órganos cercanos que se extraen son la próstata y las vesículas seminales; en las mujeres, se extrae el útero, los ovarios y parte de la vagina. En algunas ocasiones, cuando el cáncer se disemina fuera de la vejiga y no se puede extraer por completo, se realiza una cirugía para extirpar solo la vejiga a fin de disminuir los síntomas urinarios producidos por el cáncer. Cuando es necesario extraer la vejiga, el urólogo crea otra vía para que la orina salga del cuerpo.
  • Cistectomía parcial: cirugía para extraer parte de la vejiga. Esta operación se emplea en casos de pacientes con tumor de grado bajo que invade la pared de la vejiga, pero que se limita a una área de esta. Dado que se extrae solo una parte de la vejiga, los pacientes pueden orinar normalmente después de recuperarse de esta cirugía. Este procedimiento también se le llama cistectomía segmentaria.
  • Derivación de la orina: operación en la que se contruye una nueva vía para que el cuerpo almacene y elimine la orina. Incluso si el médico elimina todo el cáncer visible durante la operación, es podible que se administre quimioterapia a algunos pacientes después de la cirugía para eliminar toda célula cancerosa que pudiera quedar. El tratamiento administrado después de la cirugía, para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

Radioterapia
La radioterapia es un tratamiento que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir las células cancerosas o impedir que crezcan.

Quimioterapia
La quimioterapia es un tratamiento del cáncer para el que se utilizan medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, mediante su destrucción o al evitar su multiplicación. Para el cáncer de vejiga superficial, la quimioterapia regional puede ser intravesical (administrada en la vejiga a través de un tubo que se introduce en la uretra). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio de cáncer que está siendo tratado.

Terápia biológica
La terapia biológica es un tratamiento que usa el sistema inmunetario del paciente para combatir el cáncer. Se usan sustancias elaboradas por el cuerpo o producidas en un laboratorio para reforzar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Este tipo de tratamiento también se llama inmunoterapia.

El cáncer de vejiga se puede tartar con una terapia biológica intravesical que se llama BCG (bacilo de Calmette-Guérin). La BCG se administra en una solución que se coloca directamente en la vejiga mediante un catéter (tubo delgado).

FUENTE: patients.uroweb.org / Wikipedia

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar